NaturalezaRuta de los Cenotes living & travel

Fragata.

La fragata magnífica, es la única especie, de las cinco existentes, que se reproduce en México. Se trata de la más grande ya que puede medir hasta dos metros.

Características.
El macho adulto es negruzco; tiene el pico gris, con piel orbital negruzca y una bolsa gular rosada encendida (roja e inflada en los despliegues en el periodo de reproducción). Sus patas son de negruzcas a castañas.
La hembra posee cabeza y cuello negros, pecho blanco, y una franja castaña clara llamativa en las alas superiores. Su piel orbital es azul violácea. Su bolsa gular es de gris a morada y sus patas son rojizas.
Los ejemplares jóvenes presentan cabeza y pecho blancos, y una franja clara llamativa sobre el ala. Su pico, piel orbital y patas son de color azul claro.
Poseen un plumaje no impermeabilizado, y en consecuencia tienen adaptaciones anatómicas y de comportamiento que les facilitan pasar mucho tiempo en el aire y realizar acrobacias.
La fragata es dismórfica, las hembras pesan aproximadamente 1.5 kg y los machos 1.3. Este peso proporcionalmente bajo para su envergadura se debe a que sus huesos son ligeros y huecos y sus piernas muy cortas, esta combinación de peso bajo y gran envergadura resultan en maniobrabilidad extraordinaria durante el vuelo.

Alimentación.
A diferencia de otras aves marinas, las fragatas no tienen plumaje impermeabilizado y no pueden acuatizar o sumergirse para alimentarse. En el agua, el plumaje se moja dejando al ave demasiado pesada para volar y poder morir ahogada. Por este motivo, las fragatas tienen que capturar sus alimentos desde el aire, tomándolos de la superficie del mar o cleptoparasitando; es decir, que acosan a otras aves hasta que la presa que llevan es regurgitada para luego atraparla en el aire o en la superficie del mar.

Reproducción.
Las colonias de reproducción más grandes de México están en isla Isabel e isla Margarita, en el Pacífico, e isla Contoy, en el Caribe.
Aunque en cada colonia se reproducen miles de aves, la especie está en inminente peligro de extinción.Si una de estas colonias desaparece, el efecto será muy notable.
La reproducción empieza con la llegada de los machos a la isla, los cuáles desarrollan un buche grande y rojo que inflan como un globo con lo que atraen a las hembras mientras lo despliegan en la parte superior de un árbol.
Cuando una hembra sobrevuela la colonia buscando un macho, estos agitan las alas, giran la cabeza horizontalmente y tamborean utilizando el buche como caja de resonancia. Una hembra interesada en aparearse aterriza junto al macho; se quedará a su lado desde unos segundos hasta más de una semana.
El macho la corteja día y noche. Si la hembra acepta al macho, empiezan a construir el nido y la hembra pone un huevo. Ambos incuban tomando turnos semanales.
En ocho semanas nace la cría; ambos continúan turnándose en el cuidado y alimento de la cría, hasta que ésta puede defenderse. Entonces los padres dejan a la cría sola auqnue siguen alimentándola. Algunos meses después, el macho abandona a la madre y a la cría.
Los juveniles deben ser alimentados por dos años hasta que aprenden (lentamente) a hacerlo por sí mismos.
Como los machos dejan la mayor parte del cuidado de la cría a las hembras, ellos pueden intentar reproducirse cada año, pero las hembras exitosas sólo cada dos. Por eso existe una competencia fuerte entre los machos por las hembras disponibles.

ÚLTIMAS ENTRADAS

CATEGORÍAS

Scroll to Top